ARCHIVOS DE LA SOCIEDAD ESPAÑOLA
DE OFTALMOLOGIA

N.º 5 - Mayo 2002


SECCIÓN HISTÓRICA

SAN JUAN Y LA «NOLI ME TANGERE» (I)

SIMÓN JM.ª, SIMÓN SI, SIMÓN G


«Noli me tangere» es la frase latinizada (Biblia Vulgata) (1) pronunciada, según el evangelista San Juan (2), por Cristo resucitado después de su aparición a María Magdalena. En latín pronúnciase «nóli mé tánguere».

Esta aparición, la primera de todas, se produjo en la madrugada del domingo de Pascua, cuando las piadosas mujeres que habían asistido a la muerte y sepultura del Salvador, fueron al sepulcro, que estaba en el jardín o huerto de José de Arimatea, para embalsamar su cuerpo. María Magdalena (3), llorando por haber encontrado el sepulcro vacío, vio de pronto a su lado un hombre desconocido, que tomó por el jardinero u hortelano, a quien preguntó dónde había puesto el cuerpo de Jesús, al que estaba dispuesta a llevarse.

Díjole Jesús: ¡María! Ella, reconociéndole al instante, le dijo en arameo: «Rabbuni», que quiere decir Maestro mío. Echándose inmediatamente a sus pies para besarlos o abrazarlos.

Jesús le dijo (Jn. 20:11):«No me toques (noli me tangere) (4), pues todavía no he subido al Padre. Pero vete a mis hermanos y diles: Subo a mi Padre y vuestro Padre, a mi Dios y vuestro Dios».

Además de la clásica versión literal de la frase («No me toques»), ésta ha sufrido, no sin razón, otras traducciones: no te acerques a mí, abstente de tocarme, suéltame, no sigas tocándome o no me retengas.

En inglés: «do not touch me». En francés: «Cesse de me toucher» o «ne me touche pas» (Rizal la tradujo así: «Ne me touche point»). En alemán: «Berúhre micht nicht».

La expresión «noli me tangere» ha adquirido con el tiempo cuatro significados: botánico, médico, artístico y literario.

 

SIGNIFICADO BOTÁNICO

Ha dado sobrenombre a una planta, la balsamina silvestre o de los bosques (impatiens noli-tangere), pues también se la conoce como noli me tángere (particularmente en Francia). En catalán: «noli-me-tángere o balsamina salvatge».

Existe también la balsamina cultivada o propiamente dicha (impatients balsamina o Balsamina hortensis), especie de jardín conocida a veces como miramelindos, adornos o gala de Francia. En catalán: «balsamina o abret».

Ambas balsaminas son plantas anuales, de la familia de las balsamináceas y originarias de América, caracterizadas porque las cápsulas de los frutos maduros o a punto de madurar por completo, estallan al menor roce o contacto, proyectando con fuerza sus granos o semillas. Se ha empleado en medicina como vulneraria (para sanar llagas y heridas).

Otras plantas se conocieron o se conocen aún en alguna parte con el nombre de balsamina:

1. La momórdiga o balsamina (Momordica balsamina), trepadora de la familia de las cucurbitáceas. En catalán: «balsamer».

2. La gallostra, tárrago, balsamina o balsamilla (Salvia verbenaca L), de la familia de las labiadas. Son curiosos sus nombres populares: hierba del mal de ojos, hierba del ciego y hierba de Santa Lucía. En catalán: «tàrrec». Se le atribuía la virtud de aclarar la vista. Con esta esperanza se colocaban sus fructículos, semillas o gránulos debajo de los párpados o dentro del lagrimal.

 

SIGNIFICADO MÉDICO

Desde la Edad Media hasta finales del siglo XIX se dio el nombre de noli me tángere a toda úlcera cutánea considerada como maligna, por su evolución desfavorable, e irritable, por propender a empeorar si era tratada con remedios locales (fig. 1).

a f11-01a.jpg (17997 bytes) f11-01b.jpg (15252 bytes) b
Fig. 1.
a) Portada del "Tesoro de la Verdadera Cirugía", del Dr. Bartolomé Hidalgo de Aguero. Año 1654.
b) Tratamiento del nolimetangere.

Según las épocas, tal expresión latina se ha referido, de forma más o menos específica o característica, a diversas clases de lesiones cutáneas, en particular de la cara o de las ventanas de la nariz. Unas veces ha significado ya un cáncer verrucoso, ya un epitelioma o cancroide ulcerado, otras un ulcus rodens, una úlcera corrosiva (con rápida destrucción) o, especialmente en Inglaterra, un lupus.

Aunque en la traducción inglesa de la Historia Natural de Plinio el Viejo, realizada por Philemon Holland (Pliny's Historie of the World, commonly called the Natural Historie, 1601) se dice que el noli me tángere se curaría muy bien con el jugo de cierta planta, no quiere esto decir que en los tiempos de Plinio existiera tal denominación.

Una de las referencias más antiguas del noli me tángere como proceso patológico se encuentra en el libro De proprietatibus rerum (1250), del franciscano Bartholomeus (de Glanvilla) o Bartholomeus Anglicus, conocido por haber sido traducido al inglés por John de Trevisa, en 1398.

El francés Guy de Chauliac (1300-1368) también cita el noli me tángere en su «Inventarium et Collectorium (Chirurgia magna)».

Pedro de Argelata o Argilata (Pietro d'Argellata o dell'Argellada), alumno de Guy de Chauliac y profesor de la Universidad de Bolonia, uno de los grandes cirujanos de su tiempo, trata de la úlcera noli me tángere en su «Chirurgiae, libri VI», impreso en Venecia en 1480, bastante después de su muerte (1423).

Por cierto que la Cirugía de Argilata fue traducida al catalán (fig. 2) y publicada en Perpiñán, en 1503. Gracias a la cortesía del Dr. J. Danón, ilustre médico historiador, hemos podido consultar un ejemplar del mismo, que perteneció a la colección del Dr. Corachán y que hoy se encuentra en la biblioteca de la Fundación Uriach (Barcelona).

f11-02.gif (18651 bytes) 
Fig. 2.
Comienzo de la "Cirugía de Pere de Argilata". Año 1503. Grabado del "Diccionari de Medicina", de Corachán (Barcelona: Salvat Ed.; 1936).

El primer diccionario de la lengua castellana en que apareció la voz nolimetángere (convertida la frase latina en una sola palabra), fue el Diccionario de Autoridades (1732), constituyendo la única acepción siguiente: «f.m. térm. De Cirugía. Llagas malignas en el rostro, especie de cáncer, tan difícil de curar, que con los remedios se empeoran, por lo cual les dieron este nombre, como quien dice no las toques». Esta estupenda definición fue tomada de la «Cirugía universal» (1581) de Juan Fragoso.

En el Diccionario de Medicina de Ballano (1807), en el que se encuentra asimismo como palabra única (nolimetángere), se dice que, además de cancerosa, puede provenir de una causa venérea, escrofulosa o leprosa.

 

BIBLIOGRAFÍA

 

NOTAS

1. Se conoce como Vulgata (Editio vulgata o en lengua vulgar) a toda versión latina de la Biblia o Sagrada Escritura. La primera fue la Vulgata de San Jerónimo, realizada a petición del papa Dámaso I y redactada principalmente a partir de diversos textos griegos (entre 390 y 406). Hoy la Vulgata oficial es la Sixtoclementina (jeronimiana corregida por disposición de los papas Sixto V y Clemente VIII), aparecida en 1592.

2. Nuevo Testamento, Evangelio según San Juan o cuarto evangelio (Jn. 20:11). No hay que confundir a Juan Evangelista con Juan Bautista, degollado este último por orden del rey Herodes en vida de Jesús.

3. María Magdalena o de Mágdala, así llamada por el lugar de nacimiento o de residencia antes de convertirse en seguidora de Jesús. Parece que Mágdala era un pueblo o aldea de pescadores, hoy sumergido, en la ribera occidental del lago Tiberíades (mar de Galilea o lago de Genesaret), entre Cafarnaúm y Tiberíades.

4. «Noli» es una forma del imperativo del verbo latino nolo, -ui, que se usa con el infinitivo en las negaciones y prohibiciones (mandatos negativos), pero que en español ha de traducirse empleando el subjuntivo, por no poder sufrir negación el imperativo.

INDICE