ARCHIVOS DE LA SOCIEDAD ESPAÑOLA
DE OFTALMOLOGIA

N.º 10 - Octubre 2002


SECCIÓN ICONOGRÁFICA

OCELOS, ESAS FALSAS MIRADAS

ASCASO PUYUELO FJ, CRISTÓBAL BESCÓS JA

Los ocelos, «falsos ojos» presentes en casi todos los órdenes del reino animal, cumplen la función de despistar e intimidar a posibles enemigos. Así, muchas especies de mariposas poseen en sus alas unos ocelos pronunciados que, a modo de grandes ojos, sirven para distraer y ahuyentar a sus predadores cuando son amenazadas (fig. 1).


Fig. 1. Algunas especies de mariposas portadoras de ocelos en sus alas. De izquierda a derecha y de arriba abajo: mariposa apolo (Parnasiuss apollo); m. macaón (Papilio machaon); m. pavo real (Inachis io); m. nocturna isabelina (Graellsia isabelae); m. bella loba (Maniola jurtina); m. gran pavón (Saturnia pyri); m. morena serrana (Aricia agestis); mariposas migradoras (Vanessa virginiensis y Vanessa cardui).

Dentro de los peces, el pez mariposa hocicudo (Chelmon rostratus), habitual en arrecifes coralinos del Pacífico, luce un negro ocelo rodeado de una línea más clara en la base de la aleta dorsal que le permite despistar a sus depredadores (fig. 2). Asimismo, la tembladera o torpedo (Torpedo torpedo), pez cartilaginoso de los fondos marinos, que paraliza a sus presas con descargas eléctricas, muestra llamativos ocelos que contrastan con sus discretos ojos (fig. 3).

 
Fig. 2.
Pez mariposa hocicudo (Chelmon rostratus).

 
Fig. 3.
Tembladera o torpedo (Torpedo torpedo).

Entre los reptiles, el lagarto ocelado (Lacerta lepida) recibe su nombre por presentar ocelos azules en los costados. La figura 4 muestra un detalle de sus escamas y ocelos. En todo el planeta sólo trescientos ejemplares de lagarto gigante de El Hierro (Gallotia simonyi) sobreviven en el risco de Fuga de la Gorreta, un acantilado que se eleva 900 metros sobre el nivel del mar en la isla más suroccidental del archipiélago canario: El Hierro. La figura 5 muestra un detalle de los ocelos amarillentos que presenta en sus costados.

 
Fig. 4.
Lagarto ocelado (Lacerta lepida).

 
Fig. 5.
Lagarto gigante de El Hierro (Gallotia simonyi).

Finalmente, la parada nupcial del pavo real (Pavo crisatus) brinda una excelente oportunidad para apreciar su espectacular plumaje, cuyos colores figuran entre los más bellos del mundo de las aves. Las barbas situadas en el extremo de las largas plumas de la cola, forman una especie de paleta terminal donde se localiza el famoso dibujo llamado ocelo, por su parecido con un pequeño ojo de pupila negra. El macho gira sobre sí mismo y exhibe en forma de «rueda» sus plumas adornadas de ocelos (fig. 6).


Fig. 6.
Múltiples miradas adornan la larga cola desplegada del pavo real (Pavo crisatus).

INDICE