¿POR QUÉ DEBEN EVITARSE LOS TÉRMINOS NICTALOPÍA Y HEMERALOPÍA? (II)*

MURUBE J, MURUBE E, MOMPEÁN B

El Diccionario castellano de Terreros (1) (1787) es el primer escrito en que se documenta en español un término afín a hemeralopía. Dice: «Hemeralopsis, del Gr. hemeralops, día y ojo: Enfermedad de los ojos, con que nada se vé, sino de día claro» (interpretación eufónica de la ele). La nictalopía la define como una enfermedad en que «viéndo bien hasta ponerse el sol, se ve poco cuando ya se puso y nada por la noche» (interpretación semántica de la ele). Es decir, para el primer término usa una interpretación de la ele y para el otro, una distinta, de forma que hemeralopía y nictalopía son según Terreros prácticamente sinónimos, y ambos significan buena visión diurna y mala visión nocturna. Algunos autores modernos, como Aguilar Estévez y de la Cruz (2,3), aceptan también la interpretación semántica para el término nictalopía y la eufónica para el término hemeralopía, con lo que nictalopía y hemeralopía se hacen sinónimos.

El mismo Terreros (1) capta los contrapuestos significados que dan distintos autores al término nictalopía, y dice que nictálope «Según Plinio es el que de día ve bastante, por la tarde poco, y de noche nada, lo cual se conforma con la Nictalopía; pero esto lo explican otros diciendo, que el nictalope es el que de noche ve bastante y de día es ciego. Teodor. Prisc. L.1.c.10».

La penúltima edición del Diccionario de la Real Academia Española (4) (1992) no incluía la palabra hemeralopía, pero sí las de nictalopía y nictálope. De nictálope reproducimos su definición: «Dícese de la persona o del animal que ve mejor de noche que de día» (ele eufónica). La Real Academia Española edita un diccionario manual ilustrado de la lengua española, en que recoge muchas palabras en uso pero no aceptadas, el cual, en su última edición, de 1989, dice: «Hemeralopía: Defecto del hemerálope», y define a éste como «persona que no ve de noche». La última edición del Diccionario de la Real Academia Española (2001), recién aparecida, incluye por primera vez los términos hemeralopía y hemerálope, y dice de hemeralopía: «Pérdida de la visión cuando la iluminación es escasa» (ele eufónica).

Se ha discutido la acentuación por Roberto Restrepo (5) (1943) en cuanto a si debe decirse hemeralopía o hemeralopia. En cuanto al adjetivo, lo aceptado por Terreros y por la Real Academia son los esdrújulos nictálope y hemerálope (1,4).

La misma confusión que observamos en la literatura europea, existe en la angloamericana: El Diccionario Médico de Roper (6) (1978) dice: «Hemeralopia: Hemera, día; aláos, ciego, ops, ojo. Visión defectuosa en luz intensa. El término ha sido defectuosamente usado para nictalopía o ceguera nocturna». A su vez define nyctalopia como derivado de nyx, noche, aláos, ceguera y ops, ojo. El autor acepta por tanto, la interpretración semántica de la ele. El McGraw-Hill Dictionary of Scientific and Technical Terms (7) (1989) define la nictalopía como ceguera nocturna (night blindness), y la hemeralopía como ceguera diurna (day blindness), por tanto, interpretando ambos con ele semántica. Curiosamente, el Random House Dictionary of the English Language (8), probablemente el diccionario más importante de EEUU, dice que ¡nictalopía y hemeralopía son sinónimos y antónimos al mismo tiempo!

Esta confusión existente, que suele pasar desapercibida para el oftalmólogo contemporáneo, porque personalmente está adscrito a una de las dos interpretaciones (ele semántica o ele eufónica) y desconoce que hay personas con interpretación distinta, ha comenzado a ser redescubierta y denunciada (9).

CONCLUSIÓN

1. Existe una confusión en la interpretación de los términos nictalopía y hemeralopía. Ambos términos se han interpretado por diversos autores como expresión tanto de buena como de mala visión escotópica y/o fotópica. Esta confusión arranca de siglos atrás.

2. Generalmente los términos nictalopía y hemeralopía han sido interpretados con iguales criterios etimológicos y por tanto han tenido un significado antónimo entre sí -en cuanto a ver bien o mal-, es decir, el primero ha significado lo contrario que el segundo. Sin embargo, algunos autores han usado criterios distintos para uno y otro término, y en uno han considerado el fonema ele como semántico y en otros como eufónico, haciendo, por tanto, ambos términos sinónimos en cuanto al ver.

3. La confusión actual es de consecuencias importantes. Nadie que actualmente lea u oiga los términos nictalopía y hemeralopía, puede saber con certeza si el autor ha querido decir una cosa o su contraria, a menos que conozca el contenido semántico con que previamente lo ha definido ese autor o arriesgue una suposición por conocer el contexto cultural en que dicho autor se expresa.

4. Los términos nictalopía y hemeralopía deben ser eliminados en las expresiones actuales, para evitar confusiones. Pueden ser substituidos por los sintagmas ceguera nocturna para expresar una mala visión escotópica, y ceguera diurna para una mala visión fotópica, como suele hacer la literatura científica angloamericana. Si se prefiere emplear palabras que no evoquen connotaciones de ceguera, puede usarse el término hesperanopía, para la ceguera nocturna, y hemeranopía, para la ceguera diurna.

BIBLIOGRAFÍA

  1. Terreros E de. Diccionario castellano. Vol II. Madrid: Ibarra; 1787; 272 y 663-664.
  2. Aguilar Estévez JJ, de la Cruz Rodríguez JM. Diccionario Oftalmológico. Arch Soc Canar Oftalmol 1977; 2:141.
  3. Aguilar Estévez JJ, de la Cruz Rodríguez JM. Diccionario Oftalmológico. Arch Soc Canar Oftalmol 1978; 3: 78.
  4. Diccionario de la lengua española. 21ª edición. Madrid: Real Academia Española; 1992; 1019.
  5. Restrepo R. Apuntaciones idiomáticas y correcciones de lenguaje. Bogotá: Espasa; 1943; 27.
  6. Roper N. New American Medical Dictionary. New York: Scribner; 1978; 135 y 205.
  7. McGraw-Hill Dictionary of Scientific and Technical Terms. 4ª edición. New York: McGraw-Hill Co; 1989.
  8. (The) Random House Dictionary of the English Language. 2ª edición. New York: Random House; 1987; 990.
  9. Murube J. Confusion between nyctalopia and hemeralopia. Acta del Symposium de la Academia Ophthalmologica Internationalis. Lisboa; 5 November 1993.